i2S - Insurance Knowledge

03. Soluciones

03.2 Principios generales

La globalización económica y el cambio permanente de las oportunidades de negocio exigen sistemas de información articulados (interfuncionales e interorganizacionales) y en evolución permanente.

En las empresas del área financiera, en particular las relacionadas con la actividad aseguradora, que constituyen paradigmas de la influencia estratégica de los sistemas de información en el éxito del negocio, estas características son factores fundamentales de éxito.

La fusión de compañías, la diversificación de los canales de distribución (bancaseguros, por ejemplo), la libre prestación de servicios en el mercado europeo, la liberalización y desreglamentación de la actividad aseguradora, son ejemplos evidentes de la globalización y del cambio permanente.

En este contexto, la concepción de la solución i2S se fundamenta en dos principios rectores – integración y flexibilidad – con el objetivo fundamental de constituir una solución total para el mercado global de seguros.

 

Integración

En este principio se considera que el sistema de información debe contemplar y relacionar no solo las diferentes áreas funcionales internas a la organización, sino también las externas (otros intervinientes en la lógica de los procesos de negocio y desde la perspectiva del concepto de cliente).


 

Flexibilidad

La flexibilidad de un sistema de información determina la agilidad de una compañía de seguros (u otro interviniente en la actividad aseguradora) para adaptarse y responder oportunamente a las cambiantes demandas del mercado, así como para acompañar la evolución de las tecnologías de la información.

La concepción de la aplicación GIS se fundamenta en el concepto de CASE para seguros. Adopta los principios de facilidad de especificación y mantenimiento de un CASE convencional (destinado únicamente a los informáticos), ampliando su utilización a los especialistas de negocio.


 


 

Utilizando un lenguaje de dominio (técnico/actuarial) fácilmente aprehendida por los especialistas de seguros, permite una gran autonomía para especificar las reglas de negocio directamente en el sistema y realizar las pruebas correspondientes (definición de nuevos productos, reglas de cálculo de tarifas, reglas de cálculo de comisiones, reglas de tratamiento de siniestros, reglas de tratamiento de reaseguro, reglas de imputación contable, etc.).